Retinopatía diabética, etapas que debes conocer.

retinopatia-diabetica-etapas-que-debes-conocer

En los casos en los que la diabetes llega al punto de dañar algunos vasos sanguíneos dentro de la retina, se puede producir la retinopatía diabética, la cual es una de las principales razones por las que una persona puede sufrir ceguera.

La retinopatía diabética daña la zona posterior del ojo que cuenta con un tejido sensible a la luz.

Estudios médicos indican que, en los casos en los que una persona sufre el padecimiento, es normal que en las primeras etapas de la retinopatía  se presente ninguna afectación en la vista, sin embargo, conforme pase el tiempo, podría empeorar al punto de la ceguera.

También, en la mayoría de los casos, la retinopatía diabética afecta ambos ojos.

Dentro de las etapas de la retinopatía diabética  se encuentran las siguientes:

  • Retinopatía diabética no proliferativa leve
  • Retinopatía diabética no proliferativa moderada
  • Retinopatía diabética no proliferativa severa
  • Retinopatía diabética proliferativa (RDP)sin características de alto riesgo
  • RDP con características de alto riesgo
  • RDP avanzada

La primera fase del padecimiento es denominada retinopatía no proliferativa leve y se caracteriza en la etapa en la que se presentan los primeros microaneurismas o zonas de inflamación parecidas a ampollas en algunos vasos de la retina.

retinopatia-diabetica-etapas

Conforme pasa el tiempo y el padecimiento empeora, los vasos sanguíneos presentan obstrucciones y en ésta etapa, es llamada retinopatía diabética no proliferativa moderada.

La retinopatía no proliferativa severa ocurre cuando más vasos sanguíneos son obstruidos y la sangre ya no fluye hacia la retina. Como respuesta, el cuerpo envía señales para crear nuevos vasos sanguíneos.

La fase más severa es denominada retinopatía diabética proliferativa y se presenta con el crecimiento de los nuevos vasos sanguíneos, los cuales son de formas anormales y más débiles. Los nuevos vasos sanguíneos se presentan alrededor de la retina y en el gel incoloro en el interior de la zona ocular.

La problemática se incrementa cuando los nuevos vasos sanguíneos se revientan por sus paredes delgadas y expulsan sangre que posteriormente puede causar ceguera o pérdida severa en la visión.

Los pacientes con sospecha de sufrir retinopatía diabética pueden acudir con especialistas oculares para recibir un diagnóstico y el tratamiento indicado.

En Clínica del Ojo Diabético contamos con procedimientos adecuados para cada uno de nuestros pacientes, llevándolos de la mano en todo su tratamiento. Contáctanos.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Artículos relacionados